Ella, Cayetana, la vida de una silenciosa sufridora

Antes de ponerme a hablar del libro, me gustaría confesar mi pasión por las autobiografías y las biografías. Es muy complicado que alguna no me guste y esto me hace ser una crítica fácil. No sé si es curiosidad, cotilleo, morbo, o simplemente interés en la vidas ajenas y en las reacciones de las personas, pero el caso, es que todavía no ha llegado el día en que pueda criticar ferozmente ninguna que me haya leído.

Si tuviera que definir este libro lo haría con dos adjetivos: fresco y aparente. Fresco porque está escrito con simpleza, con sinceridad, y se lee de manera ligera y constante. Con aparente, quizás hubiera otro adjetivo más adecuado para lo que quiero decir de él pero no lo he encontrado, quiero decir que Cayetana es una mujer que es muchas cosas pero quiere ir de otras muchas. No para de decir de sí misma cómo se ve en lugar de dejar al lector que lo adivine. Pretende darnos una imagen de sí misma que no consigue trasladar y deja abiertos algunos frentes que nos permiten deducir sus carencias, sus faltas y, sobre todo, sus remordimientos de conciencia por no haber hecho algunas cosas mejor (como prestar mayor atención a sus hijos), aunque ya se esfuerza ella en plasmar lo mejor que ha hecho.

Se la adivina egoísta, divertida, caprichosa, constante, apasionada, bien educada, con valores (aleatoriamente elegidos), pero ante todo, humana. Me gusta como no tiene problema en decir cómo ve las cosas, a veces lo hace por convencer y a veces por tratar de ser sincera, pero es curioso. Realmente cuenta su vida, lo hace por encima, sin adentrarse en lo profundo de los conflictos, lo que da pena, pero muchas veces si deja entreverlos.

Es sincera, no creo que nada de lo que diga sea mentira, aunque procura idealizar algunas situaciones y a algunas personas. Trata de definir bien la relación que ha tenido con su padre y sus dos primeros maridos, pero no describe bien las emociones. Se nota que es una mujer bloqueada, educada, como ella dice, para no quejarse, para seguir adelante sin sentir o sin decir que siente dolor.

Lo recomiendo porque me siguen apasionando las obras que hablan de personas, de vidas, de situaciones y de personalidades, pero desilusiona. Sigues sin conocer a Cayetana. Se la ve una mujer que ha sufrido mucho, pero más por haber sido obligada a guardarlo en silencio que por la vida que le ha tocado vivir. Sin embargo, se disfruta con la lectura y se llega a conocer un poco más a esa caprichosa mujer que realmente hace lo que le viene en gana.

Impresionante análisis de la diferencia de los sexos y de la sociedad actual (PARTE 2)

El viernes de la semana pasada aconsejaba un video dónde se hablaba de la diferencia de caracteres entre hombres y mujeres. Para aquellos que no hayáis tenido tiempo de escuchar la charla de Pilar Sordo, me gustaría dejaros en el blog las pautas generales de las que hablaba y de las que podemos sacar unas interesantes conclusiones.

En base a un exhaustivo y amplio estudio sobre hombres y mujeres, Pilar llegó a la conclusión de que los hombres “sueltan” y las mujeres “retienen”. Con esto quiere decir que las mujeres estamos diseñadas para guardarlo todo y ellos para tirarlo, olvidarlo y seguir con el siguiente paso (avanzar).

Algunas diferencias:

  • Los hombres trabajan por objetivos y las mujeres disfrutan con los procesos. Ellos disfrutan con la llegada de las cosas, en el caso del sexo la penetración, mientras que para nosotras es más importante el antes y el después.
  • Mientras ellos necesitan sentirse admirados, nosotras necesitamos sentirnos necesarias.
  • Ellos  tienen la cabeza dividida en cajones diferentes y no mezclan unos con otros, nosotras  los tenemos todos mezclados.
  • Ellos son monofocales y nosotras multifocales, lo cual nos permite mantener la atención en varias cosas a la vez.
  • Como ya es bien conocido las mujeres hablamos una media de 27.000 palabras diarias, mientras que los hombres hablan unas 10.000. Lo curioso es que los hombres hablan la mayor parte de sus palabras para las personas que les proporcionan el dinero, es decir, en el trabajo, porque ellos no solucionan sus problemas hablando, sino que, si los cuentan, lo hacen cuando ya han solucionado el problema ellos mismos. Nosotras, sin embargo, tenemos la necesidad de contar nuestros problemas ya que los solucionamos mientras los contamos. No queremos que nos aporten la solución al problema, simplemente queremos hablarlo.
  • Ellos están “diseñados” para ser seres visuales, mientras que nosotras somos sensitivas. Es por esta cualidad por la que se habla de la intuición femenina. Las mujeres están acostumbradas a prestar atención a los gestos, a las manos, a lo que escuchan, etc. lo que aumenta su capacidad de percepción.
  • Los hombres internalizan la felicidad cuando cumplen sus objetivos y las mujeres la externalizan. La sienten cuando los demás son felices con ellas.
  • Las mujeres no saben cómo pedir lo que necesitan. Quieren que el hombre lo adivine y muchas veces ni nosotras sabemos lo que queremos.

Pilar cuenta multitud de ejemplos clarificadores para entender los argumentos que sustentan las afirmaciones superiores. Uno de los que contaba era que el hombre podía dormirse escuchando a la mujer llorar a su lado. Nosotras nos quedamos fascinadas por la falta de empatía, pero en realidad su estructura mental llega al siguiente razonamiento: Ahora no voy a solucionar el problema, mañana me tengo que levantar temprano para la reunión.

Con este estudio lo que Pilar pretende es conseguir que las parejas lleguen a entenderse. Ya lo han intentado libros como Los hombres son de Venus y las mujeres de Marte de John Gray, pero Pilar intenta concretar un poco más qué tipo de esfuerzos son los que nos van a funcionar.

Por ello, Pilar aconseja  al hombre creer que la mujer no es nunca algo suyo sino algo por conquistar, algo que no ha ganado, sino que está ganando. Dice que cuando los hombres creen que la mujer es objetivo cumplido, dejan de hacer todas las cosas por las que la mujer se enamoró de ellos, mientras que si considera que es un objetivo por conquistar podrá seguir manteniéndola enamorada toda la vida.

Un punto muy interesante del que se habla es que las  mujeres tienen definido cómo deberían ser las personas y luchan por esa perfección. Siempre, las personas reales (maridos, hijos, amigas, etc) pierden con respecto a lo que nuestra imaginación considera que debieran ser (es lo que llama Pilar “pensamiento mágico”), por lo que nos perdemos gran parte de felicidad al ver lo que les falta y no lo que tienen.

En la segunda parte de la charla habla de una nueva generación de mujeres que están dando la vuelta a estos conceptos de antes. Habla de una mujer autosuficiente que está adquiriendo el carácter del hombre. Procuran no hablar, no contar sus problemas, adquieren un roll protagonista y activo en el sexo, buscan la independencia, ya no hablan de familia, etc. Según la psicóloga esto ha pasado porque la mujer se ha pasado toda la vida quejándose de ser mujer y las jovencitas ya no quieren parecerse a sus madres, pero ella cree que esto no es natural ni bueno.

Dedica largo rato a hablar de la familia y de cómo se está desestructurando por momentos. Ya no se dedican tiempos para estar en familia, los aparatos electrónicos han conseguido crear el silencio en las casas, ya no se canta, no se juega, los espacios comunes cada vez son menos. En la actualidad hay una fiebre tremenda con que los niños deben estar todo el tiempo entretenidos, ¿pero quién no se ha aburrido de pequeño? Eso es bueno, comenta, fomenta la imaginación y crea herramientas para luchar contra el futuro, motiva la mente y nos prepara para lo que está por venir. No tenemos que hacer la vida de los niños más fácil, no debemos protegerles de otros niños, ni de profesores, debemos enseñarles a afrontar lo bueno o lo malo que hayan hecho.  Dejar a nuestros hijos que hagan siempre lo que quieren les convierte en seres vanidosos, superficiales, engreídos y poco empáticos con el sufrimiento ajeno, se centran en lo que ellos quieren conseguir.

Ahora los jóvenes somos soberbios porque con 30 años tenemos lo que nuestros padres habían conseguido a los 60, pero cuando a los 40 vemos que estamos solos y no tenemos con quien disfrutarlo, volveremos a valorar la figura y la labor que hicieron los padres.

Concluye la presentación aconsejando lo siguiente:

  • A las mujeres nos dice que dejemos de quejarnos, lo hacemos continuamente, y que empecemos a apreciar lo que tenemos. La mujer tiene que comprender que tiene una fuerza increíble y su energía es fundamental en el hogar, que sin ella no funciona igual. Y eso, en lugar de ser malo, es un privilegio, porque las mujeres son vida, la dan y la hacen funcionar.
  • El hombre debe comprender que tiene que hablar para retener a esas mujeres. Debe guardarse para casa al menos 3000 de esas 10000 palabras porque la mujer lo necesita y, además, cada vez se muestra más intolerante. Tienen que aprender a demostrar sus sentimientos, a decirlos.

Comenta muchas otras cosas y, sobre todo, clarifica cada uno de los puntos con divertidos ejemplos que todos comprendemos enseguida. Pese al resumen, sigo aconsejando ver la charla, aparte de divertida, es deliciosa y necesaria.

Así que si, parece que los psicólogos y analistas siguen apostando porque ser feliz es una elección y aprender cómo conseguirlo se convierte en una opción.

Impresionante análisis de la diferencia de los sexos y de la sociedad actual

Que increíble charla he escuchado de Pilar Sordo. He llegado a ella por casualidad y en una hora y media da un repaso impresionante a la vida, analizando las diferencias entre los hombres  y las mujeres de antes y los hombres y las mujeres de ahora. Lo hace con tanto humor como si se tratase de un diálogo del club de la comedia, y sirve para cambiar, lo que es fantástico y convierte a ésta charla en una recomendación absoluta de este blog.

El discurso de Pilar viene a decir que ser feliz, una vez más, es una decisión, y nos explica una por una cuáles son las claves para tomar esas decisiones de manera correcta. Nos explica cómo somos y qué debemos hacer para poder satisfacer nuestras necesidades, así cómo qué es lo que estamos haciendo y, por tanto, en que nos estamos convirtiendo y en qué estamos convirtiendo a las generaciones venideras.

Para los que no tengáis tiempo, la charla se divide en dos partes (id a la que más os interese):

Primera parte (Desde el video número 1 al número 7, minuto 5:25): En el que nos describe cómo son, en esencia, el hombre y la mujer y cómo nos relacionamos los unos con los otros. En ésta primera parte habla de una generación adulta, así que las personas jóvenes no se verán completamente reflejadas con todo lo que dicen.

Segunda parte (vídeo número 07 minuto 5:25 hasta el final): Habla de una nueva generación donde la mujer ha cambiado. Nos habla también de la sociedad que estamos creando y cómo, si no cambiamos, estamos creando seres continuamente insatisfechos (al tenerlo todo) y débiles (al no haber sufrido y haberles proporcionado herramientas para enfrentarse a la vida).

Os recomiendo que la veáis al completo, pero de no ser así, elegir una de las dos partes y disfrutad de una información magistral y unos consejos formidables.

Para nosotras

Feliz lunes, como sabéis el pasado 8 de marzo se conmemoraba el día de la mujer. Antes se llamaba el día de la mujer trabajadora, pero como ya sabemos tod@s, nunca ha sido necesario ese adjetivo 😉

Por eso la canción de la semana está dedicada a las mujeres, a su fortaleza, a su resistencia y a su continua lucha. El 8 de marzo nos recuerda que todos los días debemos alegrarnos de ser mujer y dar gracias por todo lo que ello implica.

Porque algunas mujeres nunca podrán ser olvidadas (Cleopatra, Juana de Arco, Maria Callas, Marilyn Monroe, Eva Duarte, Margaret Thacher, Marie Curie, Edith Piaf, Gabriela Mistral, Madre Teresa de Calcuta, etc)

No te imaginas la felicidad que te aportaría conocerte a ti mismo

¿Conocéis a alguien que diga que no se conoce a sí mismo? Es complicado oír a alguien decirlo, ¿verdad?.  Todos creemos conocernos diciendo frases como “soy soberbio, soy humilde, o alegre, o servicial, o sociable, tengo mal o buen carácter, etc.” pero la realidad es que eso es solo lo que queremos pensar de nosotros mismos. Lo normal es que nos hayamos creado una imagen de nosotros  con la que nos sentimos más a menos a gusto y con la que nos sentimos capaces de enfrentarnos al mundo, pero la realidad, es que conocerse es un camino mucho más largo, difícil, incluso doloroso, pero, por lo que dicen, sumamente satisfactorio.

La imagen que nos forjamos de nosotros mismos viene de nuestras vivencias, de nuestras experiencias, de lo que nos han dicho que somos y de lo que nos han dejado ser. A veces, elegimos un camino en la vida equivocado porque no nos conocemos. Dejamos de hacer lo que realmente queremos, porque no sabemos qué es. Dejamos de aportar al mundo grandes habilidades que poseemos, porque no sabemos que las tenemos.

Una creencia popular es que lo logros en la vida conforman la autoestima y no es cierto. La autoestima hace referencia a la felicidad. Algunos creen que los buenos resultados generan autoestima, pero no se plantean la posibilidad de que la buena autoestima genere esos resultados.

Existen personas que se sobrevaloran y reciben menos amor de los demás del que creen merecer, y existen personas que se infravaloran que reciben mayor amor de los demás del que esperan recibir. Aunque el segundo caso es “menos grave”, psicopatológicamente hablando, tenemos que esforzarnos por conocernos y conseguir valorar lo bueno que tenemos y aceptar nuestros defectos.

En la relación conyugal la autoestima es un papel fundamental. Para darse a los demás hay que poseerse (quererse, conocerse). Solo así podrás dar lo mejor de ti mismo. Conociéndote y aceptándote serás capaz de conocer y aceptar al otro, de amar y ser amado.

Para conocerse a uno mismo hay que trabajar sobre:

  • Escuchar nuestras verdaderas necesidades y deseos
  • Ante una caída de la vida, enfrentarse a ella con sinceridad, optimismo y serenidad. Ocultar los sentimientos en momentos así, solo sirve para incrementar el conflicto.
  • Pararse a pensar sobre el por qué de nuestros actos, sobre qué hemos sentido y sobre qué se esconde detrás de ello.
  • Conocer nuestro cuerpo, que suele acusar los problemas antes que la mente.
  • Igual que hay que conocer las debilidades para saber enfrentarnos a los problemas, debemos conocer bien nuestras virtudes para potenciarlas día a día. Escríbelas y léelas a diario.
  • Para conocerse a uno mismo es fundamental escuchar a los demás.

Os dejo con unos videos realmente interesantes de Aquilino Polaino-Lorente (con el que muchas veces discrepo)  que versan, no solo sobre la necesidad de conocerse para mejorar y hallar la felicidad, sino de la obligación que tienen los padres de ayudar a sus hijos a conocerse para que encuentren su plenitud y su camino en la vida.

¿Ya sabes qué número eres?

Para los que seguís el blog ya conocéis lo que es el eneagrama, pero refrescaré la memoria para quien se lo perdiese en su momento. El eneagrama nos sirve para saber cómo funcionamos, como somos y a qué tendemos. Al ser una categorización genérica, no significa que tengamos que cumplir todos los requisitos del número al que correspondamos, pero realmente, y hablo por propia experiencia, sorprende mucho leer lo que uno es y lo que tiene que hacer para mejorarse.

No quiero que perdáis la oportunidad de hacerlo. Por ello os dejo los videos de Lucía Inserra(de solo 5 minutos por número) en el que lo explica lo suficientemente bien como para saber cuál nos corresponde.

Con la nueva estructura de mi blog alguna información no tenía cabida, así que siento repetirme para quien lo haya leido pero no quería que esto se perdiera.

¡¡Feliz día de reyes!!

 

 

¿Qué hemisferio de tu cerebro usas más?

Parece que ahora quiero saltar con otro tema completamente diferente, pero no es así. La programación neurolingüística (PNL)  es un sistema complementario al eneagrama. Los dos van en la misma dirección:  El enegrama es un modelo de desarrollo y la PNL nos da las técnicas para que el desarrollo sea posible. Analiza los modos de conducta mental y emocional y los cambia  para que consigan mejorar nuestra relación con el mundo y con ello aumentar nuestra felicidad.

La PNL nos sirve para modificar aquello que hemos conocido y que no nos sirve o no nos es útil en nuestras actuales vidas.  Nos describe cómo las personas piensan, aprenden, se motivan, interactúan, se comunican, evolucionan y cambian. Es un buen método para el autoconocimiento y para la evolución personal.  El “mapa” que nosotros construimos de la realidad, en verdad, poco tiene que ver con ella, y será diferente según quien la observe o vivencie.

El sistema se basa en saber si usamos más el hemisferio derecho o el izquierdo. Antes se creía que el hemisferio izquierdo era el más activo y el más valioso, pero ahora se sabe que no es cierto, que los  dos son realmente importantes.

  • Hemisferio izquierdo: lenguaje digital, lineal, lógico y directo. Se encarga del análisis, de las matemáticas y del razonamiento lógico. Busca explicación a todo.  También es llamado el lado masculino
  • Hemisferio derecho: imágenes, lenguae no verbal, analógico, es el creativo, el soñador, el intuitivo, sensitivo, poeta, simbólico. También es llamado el lado femenino

Como veis ambos hemisferios procesan la información de forma diferente, captan diferentes datos de un mismo momento. Ambos son importantes para analizar las situaciones y el entorno. Bajo mi punto de vista uno es la inteligencia racional y otro la inteligencia emocional. Creo que hoy en día aun se sigue valorando más la inteligencia racional, salvo excepciones de grandes artistas, pero cada día es más patente la importancia de la inteligencia emocional, vemos los logros de esta cada día y deberíamos aprender a usarla igual que aprendemos a sumar. El ideal es equilibrar ambos hemisferios.

Es curioso saber que la educación de oriente, en contraposición con la nuestra, le da mucha importancia al hemisferio derecho.

Cuando trabajamos con este tipo de disciplinas lo que estamos buscando es acercarnos a nuestra “esencia”. Debemos partir de una aceptación de nuestra esencia y alejarnos de la creencia de que hay eneatipos mejores y peores. Esto dificultaría identificarnos verazmente.

Una vez te identificas y te diriges hacia esa búsqueda empiezas a darte cuenta de miedos, bloqueos personales y otras características particulares que impiden que desarrolles todo tu potencial. Algunas de las mejoras que pueden conseguirse rápidamente son:

  • Aumentar la confianza personal
  • Mejorar la comunicación
  • Aumentar la creatividad
  • Vivir más en el Aquí y en el Ahora.

Aquí podrás saber qué hemisferio usas más. Es un breve test de 18 preguntas .

Aprovecho este artículo para mostraros un interesante video  de Jill Bolte Taylor, en el que nos cuenta un  accidente cerebrovascular de forma consciente. Nos sirve para comprender la diferencia entre los hemisferios.