Motivando la fuerza personal

Feliz lunes  a tod@s, parece que “The artist” ha triunfado este año en los Oscar. No he visto la película, pero lo haré pronto.

Mientras tanto, y como viene siendo costumbre en “la octava”, os dejo con una canción que nos  ha propuesto una gran seguidora del blog, @tekilit (Silvia Quintana), y que habla de superación.  “I will survive”  nos habla de la fuerza interior que podemos encontrar tras una separación o una ruptura.

Es una canción de Gloria Gaynor (1978), pero os dejo una versión muy popular de Hermes House Band. Es una canción hiperfamosa que consiguió desde sus comienzos encontrarse entre los números uno.

 
Primero sentí miedo
Me quedé petrificada
Pensé que nunca podría vivir sin tí a mi lado
Pero luego pasé muchas noches pensando en el daño que me hiciste
Y me hice fuerte
Y aprendí a cómo seguir adelante
Y ahora vuelves
Del espacio exterior
Acabo de entrar y te veo aquí
Con esa mirada triste en tu cara
Debí haber cambiado esa estúpida cerradura
Debi haberte hecho dejar tu llave
Si hubiera imaginado por un momento
Que volverías para incordiarme
 
¡Vamos, vete!
Sal por esa puerta
Date la vuelta ahora
Porque ya no eres bienvenido
¿No fuiste tú el que intentó herirme con adioses?
¿Creías que me desmoronaría?
¿Creías que me tumbaría y moriría?
Oh no, yo no
 
Sobreviviré
Mientras sepa cómo amar
Sé que seguiré viva
Tengo toda la vida por vivir
Tengo todo mi amor por entregar
Y sobreviviré
Sobreviviré
Sí, Sí
 
Me quitó todas las fuerzas que tenía
El no hundirme
Estoy intentando con tesón arreglar
Todas las piezas de mi roto corazón
Y pasé tantas noches
Sintiendo pena por mi misma
Solía llorar
Pero ahora llevo mi cabeza bien alta
Y me verás
Alguien nueva
Ya no soy esa pequeña persona encadenada
Enamorada todavía de ti
¿Así que te apetecía dejarte caer por aquí?
¿Y esperabas que estuviera libre?
Pero ahora estoy guardando todo mi amor
Para alguien que me quiere
 
Vamos, vete!
Sal por esa puerta
Date la vuelta ahora
Porque ya no eres bienvenido
¿No fuiste tú el que intentó herirme con adioses?
¿Creías que me desmoronaría?
¿Creías que me tumbaría y moriría?
Oh no, yo no
 
Sobreviviré
Mientras sepa cómo amar
Sé que seguiré viva
Tengo toda mi vida por vivir
Tengo todo mi amor por entregar
Y sobreviviré
Sobreviviré
Sí, Sí

Cuanto más evolucionamos más pacíficos somos

He discutido en innumerables ocasiones sobre si el hombre es, en esencia, bueno o malo. Siempre he defendido que el hombre es bueno y que su “agresividad” era, en tiempos prehistóricos, por necesidad (comer, dormir, protegerse, etc) e incluso placer, pero no por maldad. Quienes defienden que el hombre es malo por naturaleza me han argumentado la fortaleza que tiene el mal sobre el bien y que, en la sociedad actual,  se refleja en el mal que algunas personas hacen consiguiendo, con ello, tanto poder. Pero la realidad, y lo que reflejan los estudios, es que cuanto más evolucionada está las sociedad, menos violencia refleja.

Empecemos por definir la agresividad y la violencia:

  • Agresividad: Tendencia instintiva en el hombre que le lleva a actuar con agresividad
  • Violencia: Agresividad usada bajo el raciocinio y la intencionalidad

En este interesantísimo artículo de Dolors Reig nos dice que “existe una relación clara entre menos crímenes violentos y  desarrollo. Mejoras en el desarrollo social y económico de cualquier territorio reducirán, de entrada, las tasas de crímenes violentos.” Nos muestra también un interesante enlace a un mapa en el que se puede observar la tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes. Os ánimo a verlo

Así que  por más que creamos que la II Guerra Mundial ha sido tremendamente sanguinaria, el porcentaje de muertos ha sido infinitamente inferior  al porcentaje que se produjo, por ejemplo, en la caída del Imperio Romano.

Actualmente estamos “controlados” por normas y leyes consensuadas. Estamos interrelacionados y fomentamos la empatía, lo que disminuye la agresión.  Los miembros de un mismo grupo tienden a colaborar entre sí y a perdonarse con más facilidad.

Ésta es una fantástica noticia, opinable y debatible ya que hay quienes defienden justamente lo contrario, pero parece que las  investigaciones van demostrando que el poder del raciocinio junto con la influencia cultural, puede dominar nuestro instinto agresivo.  Gracias a nuestra mente, nuestra capacidad de juicio y nuestra voluntad, sopesamos si debemos o no realizar una acción. A mí me parece fantástico y, como diría la campaña de Coca cola, desde luego es una “razón para creer en un mundo mejor”.

La tendencia individualista a la que nos estamos dirigiendo, nos lleva a pensar que la dignidad humana está por encima de todo y que la agresión tiene cada vez menos sentido.

David Buss apoya esta teoría en este video dónde hace un repaso rápido de la evolución de la violencia, desde la parte agresiva e instintiva, hasta el dominio racional. Algunas de las frases más reseñables son:

  • “Las culturas tribales que aún perviven (…) cometen proporcionalmente más asesinatos que culturas televisivas como la Americana”
  • “A medida que pasa el tiempo somos menos agresivos, estamos  más domesticados”

La agresividad, por tanto, es un instinto primitivo y no formado, pero la violencia se aprende a medida que vamos creciendo y observamos la sociedad que nos rodea. Para argumentar esto Philipp Zimbardo, realizó un experimento en 1971 en el que introdujo en una prisión de Stanfordl a personas normales, en agresividad y estado mental, y les otorgó el  roll de guardias a unos y de presos a otros. El experimento observó que los guardias daban muy pronto muestras de sadismo y los presos muestras de depresión y estrés. El experimento acabó antes de lo planeado por las muestras de crueldad alcanzada. Lo que prueba el experimento es la fuerza que ejerce la situación en el comportamiento individual. (ver experimento aquí)

Steven Pinker

Steven Pinker ha analizado diversas investigaciones concluyendo irrefutablemente que caminamos hacia sociedades en las que la que la violencia está menos presente, y los índices de altruismo y solidaridad aumentan(ver link). Argumenta que la sociedad se ha vuelto menos violenta en función a 4 parámetros:

1.       Control demográfico de la violencia

2.       Extensión de la empatía

3.       Las redes han creado un comercio que hace que todos dependamos unos de otros (globalización)

4.       Expansión de la razón. Alfabetización

Algunas acciones que corroboran que nos dirigimos hacia una sociedad más humana:

  • Eliminación de la pena de muerte. En los sitios en los que no se ha eliminado (como poco más de la mitad de los estados de EEUU) la pena solo se ha impuesto por asesinato y se ha reducido enormemente en los últimos años.
  • Lucha por los derechos de los animales y de los niños
  • Innumerables acciones sociales y benéficas

Hoy va a tocar el gordo SEGURO

En un día como hoy solo puedo desearos mucha suerte.  Estamos a punto (a falta de unos minutos o unas horas) de saber quién es el gran afortunado de la lotería de navidad. Un premio que me ENCANTA y que siempre me ha llamado la atención, todos jugamos pero nadie va a hacerse rico. En realidad jugamos con la ilusión. Sabemos que hay más probabilidades que en otros premios, algunos se gastan verdaderas barbaridades (20 eurazos el décimo), y aspiran a 400.000 euros, ¿no es maravilloso?. Casi siempre conocemos a alguien que le ha tocado algo, y es que es un premio que busca la alegría, el sacarte de algún apurillo, el poder comprarte un gran capricho, y poco más. No nos va a cambiar la vida, pero es de verdad una ilusión común que ahora está viviendo toda España. El que más y el que menos, hará por enterarse hoy mismo de si su/s número/s son los premiados.. espero que sí, que toque cerca y a quien más falta le haga.

Un poco de historia…

La lotería nace en España durante la guerra de la independencia, con motivo de aumentar los ingresos del erario público sin quebranto de los contribuyentes. Tuvo una grandísima acogida y fue aprobada en la sesión del 23 de noviembre de 1811 sin un solo voto en contra.

Al principio estuvo limitada a Cádiz, San Fernando. Luego se extendió por Ceuta y según iban retirándose los ejércitos napoleónicos se iba extendiendo su venta, primero al resto de Andalucía y después por toda España.

Los orígenes del Colegio de San Ildefonso son de 1543, año en que Carlos V concedió los bienes necesarios para atender sus fines. Desde esta Fecha, la institución ha estado siempre bajo la tutela del Ayuntamiento de Madrid.

El colegio de San Ildefonso se ocupa de la educación y acogida de los niños. Una vez que acaban los estudios en el colegio, Loterías del Estado se hace cargo de la totalidad de los estudios hasta el más alto grado de cualquier carrera universitaria que realicen los alumnos del Colegio de San Ildefonso que no cuenten con medios económicos para cursarlos. Así que es toda una maravilla esto de apostar por la lotería.

Es por algo que el sorteo de Navidad NUNCA se ha suspendido, ni siquiera durante la guerra civil.

Hoy los niños empiezan las vacaciones, queda menos para las fiestas y realmente empezamos a darnos cuenta de que es Navidad, que mejor manera que con un pellizquito.Si queréis saber algunas curiosidades de la lotería pinchar aquí

Y ahora dinos…¿Te ha tocado algo? Y si no te ha tocado, ¿qué es lo primero que harías si así hubiera sido?