VIVE

Una brillante canción que anima a vivir cada día como si fuera el último. #liderazgo #motivación

Anuncios

Ser bueno en tu trabajo no es suficiente

Hablando de trabajo, no sólo es importante ser bueno en lo que haces, cada día se hace patente una nueva necesidad: que los demás sepan que lo soy. Las redes sociales están ayudando a la difusión de esta información y muchos no se dan cuenta de la importancia que tiene empezar cuanto antes a demostrar las habilidades que tenemos de un modo mucho más abierto, más libre, más “demostrativo” y con un espíritu más generoso.

Marca Personal

En este breve post os llamo a cubrir esta necesidad. El trabajo está en una situación difícil, además está cambiando drásticamente el modelo, ya no solo de contratar (menos dinero, menos garantías, menos seguridad) sino la forma en la que las empresas eligen a sus candidatos. Todos pasamos por una pre-selección digital. Hemos de entender que el futuro no está en ser contratados por una empresa y asegurarnos la manutención con ello debido a los derechos y garantías que la ley nos ofrece, el futuro está en demostrar la valía que tenemos y poder ofrecer nuestros servicios allí donde se nos necesite. Si es contratados por una empresa fenomenal, pero muchas veces no será así. Todo está cambiando muy rápido y hay que verle el lado bueno. En este nuevo modelo se trabajará por objetivos y debemos cumplirlos para conseguir esa seguridad, ¿más justo para todos no creéis?

Personal Branding

Desde que me he dado cuenta de esta necesidad  y de la conexión que existe con mi ya conocida pasión por la personalidad y el conocimiento personal, me manifiesto una apasionada de las marcas personales que devora lo que le llega en relación a este asunto. Me resulta apasionante porque la realización de una marca personal lleva a una primera y necesaria reflexión sobre uno mismo, lo que veo crucial para alcanzar la felicidad personal y, en este caso, laboral.

Os animo pues a que reflexionéis sobre 2 preguntas sencillas y las compartamos aquí:

  1. ¿Hay algo que te guste hacer y que haga que se te pase el tiempo volando?
  2. ¿Después de haberlo hecho cómo te sientes?

Neus Arqués nos propone un cuaderno de ejercicios que sin duda también nos ayudarán a realizar esta reflexión. (Enlace )

Una carta especial a mis Reyes Magos

Estoy encantada de poder volver a escribir una carta a los Reyes Magos después de tantísimos años y con la misma ilusión con la que lo hacía cuando era pequeña, y es que ..vuelvo a creer en ellos!!. En realidad vuelvo a creer en todo porque cuando las cosas van bien vuelve el optimismo. Éste ha sido un año lleno de cambios, progresos y un año realmente feliz y me gustaría que pudiera seguir siendo así durante mucho tiempo, sin pedir más, solo lo mismo, que entiendo que es bastante.

Reyes magos

He visto cumplir todos y cada uno de los sueños en los que había depositado mis esperanzas en estos últimos 365 días. No todos son mencionables 😉 pero algunos sí: Permanezco en el convencimiento de que he conseguido al mejor hombre que podía acompañarme el resto de mi vida, no es cuestión de hablar de sus virtudes, pero sí de lo tremendamente feliz que me hace; hemos conseguido ver cumplido uno de los proyectos que teníamos juntos, una maravillosa casa propia con un encanto de sierra que no defrauda a nadie, por ahora; he conseguido un trabajo que por fin me llena, me gusta de verdad y qué difícil lo veía :). No solo me gusta el día a día, sino muchas otras cosas que son realmente importantes para mí, pero no quiero extenderme.

Siendo ambiciosa aun me quedan algunas cosillas por cumplir, pero pocas, realmente pocas.

A nivel general si es verdad que me gustaría que el mundo cambiase un poco, veo que lo está haciendo, así que también con eso estoy contenta, pero quiero evolucione en pro de recuperar los valores del pasado y se dirija a la preocupación por las emociones que está tan de moda pero que se ha convertido en el descubrimiento del siglo XXI. Es un gran avance que no debemos desaprovechar y cada uno de nosotros tiene el deber de poner ahínco en un progreso más rápido.

Valores

Por eso, mi carta a los Reyes Magos este año solo es de agradecimiento y de promesas. Promesas de volver a retomar lo mejor de mí para darlo a los demás, promesas de alegría y satisfacción,  y el firme convencimiento de cambiar mi peor defecto, mi genio! Solo eso ya me va a costar un triunfo 🙂

Agradeceros a todos, cada día más, que estéis ahí y me esforzaré también por ser más constante y dirigir los mensajes a lo que realmente os interesa  y en lo que realmente puedo aportar algo.

Feliz y fuerte 2013  para todos!!! que seguro lo va a ser!!

La magia de internet

Estamos en un momento crucial en nuestra historia. Todo está cambiando tan rápido que somos incapaces de procesar  lo que está ocurriendo. Algunos se niegan a escuchar, otros tímidamente hacen que escuchan e intentan captar algo, y los más atrevidos se lanzan a investigar este nuevo mundo que cada día convence a más gente. ¿A qué estamos esperando? Internet, las redes sociales, la nube, el teletrabajo, …todo está cambiando y no debemos anclarnos en un pasado que, encima, no funcionaba.

Muchas personas se encuentran abrumadas por la cantidad de información de internet y por las relaciones del mundo 2.0. Pues ya llegan tarde, ya estamos en el mundo 3.0, el de la web semántica. No importa qué significa, lo que quiero decir es que hay que darse prisa y, sobre todo, hay que tener mucha voluntad hacia el cambio porque si no nos vamos a quedar completamente obsoletos.

Cuando escucho a mi marido decir que no le gusta eso de facebook ni de whats app o cuando oigo que la gente sobrevalora su privacidad y teme “estar” en la red, realmente me alarmo. ¿Es que no saben que ya estamos absolutamente controlados y que lo único que están consiguiendo con su actitud es perderse todo lo bueno que internet nos aporta?

Veo la maravillosa revolución que internet está suponiendo  y me da pena que algunos no lo vean y que otros, que lo ven, no estén dirigiéndolo correctamente. Éstos últimos son los que intentan tener la red controlada (gobiernos y organismos) y buscan cómo coartar el poder que hace que cada individuo pueda desarrollar, no dándose cuenta de que, para bien o para mal, la red es de todos y cada uno, siempre y cuando no haga daño a nadie, tiene el derecho a usarlo.

  • Si no reaccionas al cambio, mueres.
  • Si reaccionas al cambio, sobrevives.
  • Si anticipas el cambio, adquieres una ventaja competitiva.
  • Si provocas el cambio, te conviertes en el líder.

Me gustaría acabar esta breve opinión con un video de Microsoft sobre el 2019,  ¿no queda tanto verdad?

BASTA YA DE POLÍTICA EN FACEBOOK

ImagenFacebook, por definición, es una red social, una plataforma para relacionarse. Eso pensaba yo cuando me apunté, pero cada día me voy convenciendo de que para algunas personas es una tapadera :). Para ciertas personas es, en su mayoría, una herramienta política donde desarrollar mítines y reflejar ideologías. Sinceramente, nunca me gustó pero ha llegado el momento en el que me crispa tanto que YO TAMBIÉN quiero dar mi opinión sobre este asunto.

Animo a estas personas a que creen una red social política para expresarse

Creo firmemente en la libertad de expresión y en la libertad de opinión, pero ¿no creéis que hay temas que son muy personales? Siempre se ha dicho que de política, religión y fútbol, es mejor no hablar con amigos que no opinen igual que tú y, por supuesto, son temas vetados totalmente en reuniones de trabajo. ¿Cuál es el objetivo de expresar estas ideas en facebook? ¿convencer? ¿necesidad de contar tu manera de pensar? ¿conseguir que la gente te siga o conseguir que la gente haga lo que haces tú? Lo que quiero decir es que si tanta necesidad tiene la gente de expresar sus ideas políticas, ¿por qué no se crea una plataforma donde puedan hacerlo libremente, y el resto, libremente también, elijamos si deseamos o no oírlo?. Personalmente sigo la política, es obligatorio siempre y ahora especialmente, pero, sinceramente, la veo tan corrupta y tan oscura que como solo consigue ponerme de mal humor, la sigo de lejos. No quiero oírla en facebook, y menos teñida de opiniones y  de radicalismos.

Sin gran esperanza hacia el cambio, informo a los fanáticos políticos que, aunque está comprobado que facebook tiene un  importante efecto sobre la coordinación de los movimientos de protesta, no se consigue que creen cambios en las conductas e ideologías.  Al menos así se desprende del estudio 2.736 del CIS sobre internet y política (en España) que coincide con otras fuentes (como el Instituto Nacional de Estadística) según se publican en lavanguardia.com.

Concluyendo, somos muchos los que estamos cansados de recibir propaganda política en facebook (1 de cada 5 usuarios de facebook elimina amigos por razones políticas), y con esto os animo, empujo y suplico, a que estos mensajes los realicéis en una red social política, que por cierto, no he encontrado, y para la que os deseo el mayor de los éxitos.

Ella, Cayetana, la vida de una silenciosa sufridora

Antes de ponerme a hablar del libro, me gustaría confesar mi pasión por las autobiografías y las biografías. Es muy complicado que alguna no me guste y esto me hace ser una crítica fácil. No sé si es curiosidad, cotilleo, morbo, o simplemente interés en la vidas ajenas y en las reacciones de las personas, pero el caso, es que todavía no ha llegado el día en que pueda criticar ferozmente ninguna que me haya leído.

Si tuviera que definir este libro lo haría con dos adjetivos: fresco y aparente. Fresco porque está escrito con simpleza, con sinceridad, y se lee de manera ligera y constante. Con aparente, quizás hubiera otro adjetivo más adecuado para lo que quiero decir de él pero no lo he encontrado, quiero decir que Cayetana es una mujer que es muchas cosas pero quiere ir de otras muchas. No para de decir de sí misma cómo se ve en lugar de dejar al lector que lo adivine. Pretende darnos una imagen de sí misma que no consigue trasladar y deja abiertos algunos frentes que nos permiten deducir sus carencias, sus faltas y, sobre todo, sus remordimientos de conciencia por no haber hecho algunas cosas mejor (como prestar mayor atención a sus hijos), aunque ya se esfuerza ella en plasmar lo mejor que ha hecho.

Se la adivina egoísta, divertida, caprichosa, constante, apasionada, bien educada, con valores (aleatoriamente elegidos), pero ante todo, humana. Me gusta como no tiene problema en decir cómo ve las cosas, a veces lo hace por convencer y a veces por tratar de ser sincera, pero es curioso. Realmente cuenta su vida, lo hace por encima, sin adentrarse en lo profundo de los conflictos, lo que da pena, pero muchas veces si deja entreverlos.

Es sincera, no creo que nada de lo que diga sea mentira, aunque procura idealizar algunas situaciones y a algunas personas. Trata de definir bien la relación que ha tenido con su padre y sus dos primeros maridos, pero no describe bien las emociones. Se nota que es una mujer bloqueada, educada, como ella dice, para no quejarse, para seguir adelante sin sentir o sin decir que siente dolor.

Lo recomiendo porque me siguen apasionando las obras que hablan de personas, de vidas, de situaciones y de personalidades, pero desilusiona. Sigues sin conocer a Cayetana. Se la ve una mujer que ha sufrido mucho, pero más por haber sido obligada a guardarlo en silencio que por la vida que le ha tocado vivir. Sin embargo, se disfruta con la lectura y se llega a conocer un poco más a esa caprichosa mujer que realmente hace lo que le viene en gana.

¿Por qué teniendo mucho más dinero somos igual o menos felices que hace 50 años?

Felicidad Interior Bruta (Fuente NEF (New Economics Foundation))

 Ahora tenemos “una calidad de vida” muy superior a la que se tenía hace 50 años pero nuestra felicidad no aumenta, e incluso en algunos países disminuye ¿por qué?. Es evidente que la sociedad actual está errando en transmitir los mensajes y valores que conseguirán hacernos felices y es nuestro deber que esto cambie, por nosotros en primer lugar y por los que vengan.

La psicología ha estado siempre preocupada por los sentimientos y problemas negativos (depresión,  enfermedades mentales,  etc) y no se ha centrado en explorar qué ocurre con los positivos (la felicidad, la alegría, la plenitud). Parece que es ahora cuando se están dando cuenta de que es realmente importante analizar estos últimos para prevenir los primeros. Y no sólo eso, es importante analizarlos para conseguir que la sociedad sepa lo que tiene que hacer para ser feliz, algo de lo que ya se habla mucho de manera general porque se empieza a valorar pero que nadie parece concretar.

Hoy se sabe que la felicidad no se rige por los logros personales ni por el dinero, ni siquiera se rige por la salud. Psicólogos como For Days, que vienen estudiando desde hace 10 años los sentimientos positivos, concluyen que la felicidad se puede medir por 3 parámetros:

  • Tener una personalidad sana (es un concepto más complejo de lo que parece y que aglutina muchos otros, pero creo que todos podemos entender a qué se refiere)
  • Tener unas buenas relaciones interpersonales
  • Tener una actividad de ocio o de trabajo que realmente te guste hacer

Curioso ¿verdad?. Viendo estos tres sencillos conceptos podemos darnos cuenta en seguida qué es lo que tenemos que trabajar y mejorar en nuestras vidas.

La felicidad viene midiéndose desde hace 50 años (en algunos países como EEUU, noruega o Alemania) y 30 años (en España y otros). Los alarmantes resultados son los que han llevado a los psicólogos a preguntarse qué es lo que estamos haciendo mal para que la sociedad no consiga ser más feliz con el paso de los años. Uno de los principales parámetros para medir la felicidad es el nivel de confianza y es curioso saber que en Noruega la confianza se sitúa en un 60%, frente a un 6% en Brasil (impresionante diferencia), y que la confianza de EEUU ha disminuido casi un 50% en 50 años (de un 63% a un 32%). En Europa los niveles de confianza se mantienen estables, pero dado que el bienestar ha aumentado considerablemente es urgente estudiar qué debemos hacer para que esto cambie. Hay que tener en cuenta que en 150 años la esperanza de vida se ha triplicado, por lo que ahora tenemos muchos más años para analizar esos errores y una vida mucho más larga que nos permitirá disfrutar de la plenitud a la que las conclusiones de esos análisis nos lleven.

Me gustaría plasmar lo que para mí ha sido una frase reveladora:

“Necesitamos una sociedad que se aleje de la creencia de que hay que ser el mejor o el que más éxito tenga. Necesitamos crear una sociedad en la que las personas se sientan felices y plenas colaborando con el bienestar común” (Richard Layard)

Ahora los padres se esfuerzan en conseguir que sus hijos sean los que más conocimientos tienen, los número 1 de la clase, o los mejores en aquello que decidan emprender, pero no se plantean que sus hijos no conseguirán la felicidad por conseguirlo, serían mucho más felices si aprendiesen que tienen que adquirir conocimientos para contribuir al bienestar común, que eso es lo que les llenará y les hará felices.

Desde hace unos años, siendo pioneros EEUU, se está promoviendo una corriente de extremo individualismo que busca sacar lo máximo de nosotros. Ésta corriente va en contra de la sociedad y del propio individuo porque somos individuos sociales y la sociabilidad nos hace felices (si buscamos solo nuestro propio bien, muchas veces va en contra del bien común o el bien del otro. Así, por ejemplo, encontramos esa agresividad laboral en la que se percibe una excesiva competitividad). Un reciente estudio revelaba que en Bangladesh, una de las zonas más pobres del planeta, el 79% de la población decía sentirse feliz (de los que el 38% decían que se consideraban muy felices), asegurando que la principal fuente de su felicidad se encontraba en los lazos afectivos que mantenían.

Concluyendo este post, me gustaría decir que debemos reflexionar sobre por qué conseguimos mejorar el bienestar y la calidad de vida y no la felicidad, que es mucho más importante. Debemos saber que no solo es una tarea individual plantearnos estas cuestiones sino una labor que debemos exigir al gobierno, que puede tomar innumerables medidas al respecto, desde la doctrina y la educación, a la ejecución de acciones concretas. Por ejemplo, dado que está analizado y estudiado que lo que más nos gratifica son las relaciones interpersonales y pasar tiempo con nuestra familia y amigos, el gobierno debería flexibilizar los horarios de los trabajos y tomar medidas para garantizar a los ciudadanos una buena conciliación de la vida profesional y personal.

La felicidad debería plantearse como un objetivo político midiéndose la FIB (Felicidad Interior Bruta) de cada país.